• volver

    Miércoles, 03 de abril de 2013

    Con su auto chocó contra una moto, mató a una chica y huyó

    Sucedió en 3 de Febrero y Avellaneda. La joven viajaba como acompañante en el vehículo de su novio, que también sufrió heridas. La policía halló y detuvo al automovilista..

    Fatal. El cuerpo sin vida de la joven yace en la calle tras el trágico accidente.

    Una joven de 19 años murió ayer al caer de la moto que conducía tras progatonizar un accidente con un auto que luego se dio a la fuga. Como consecuencia del siniestro, ocurrido a primera hora de la mañana en la esquina de Avellaneda y 3 de Febrero, también sufrió lesiones de consideración el acompañante de la víctima, aunque su vida no corre peligro. Según testigos directos, el rodado menor habría traspuesto la encrucijada cuando el semáforo daba la luz roja. El conductor del auto fue localizado y al ser detenido argumentó que huyó porque se asustó.

    Una vez más las calles rosarinas fueron escenario de un accidente vial que se cobró la vida de una motociclista.

    En esta oportunidad, el hecho se registró a las 6.30 de ayer, cuando un Peugeot 206 gris dominio EKU 781 que circulaba por 3 de Febrero de Este a Oeste se topó con una moto Bajaj Rouser 165 centímetros cúbicos que viajaba con una pareja a bordo por Avellaneda, de Sur a Norte.

    Si bien las pericias de rigor determinarán finalmente la mecánica del accidente, un testigo directo del hecho manifestó que la colisión se produjo luego de que la moto traspusiera Avellaneda cuando la luz del semáforo le marcaba la luz roja. Tras el impacto, la joven de 19 años que iba a bordo del rodado menor salió despedida, cayó al pavimento y murió prácticamente en el acto.

    La víctima fatal fue identificada como Natalia Arenas, mientras que su compañero como Juan M., de 21 años, quien sufrió politraumatismos que no revisten gravedad pero que obligaron su traslado al Hospital de Emergencias Clemente Alvarez (Heca) donde se recupera satisfactoriamente. Ambos regresaban del boliche bailable Década, ubicado en el Patio de la Madera (Cafferata y Santa Fe).

    Susto. Tras el accidente, el conductor del auto identificado como Brian G., de 18 años, se dio a la fuga. Pero un testigo directo aportó el dominio del auto que luego sirvió para que personal policial pudiera hallarlo.

    Según indicó a LaCapital el comisario de la seccional 6ª, Darío Basualdo, "un automovilista que circulaba en un Fiat 147 detrás del Peugeot observó el accidente. Como notó que el conductor se daba a la fuga lo siguió y lo detuvo para decirle que auxiliara a los heridos. Pero el chico se asustó y se alejó del lugar. Con los datos de la patente se pudo establecer su domicilio cerca de las 10.30", refirió el uniformado.

    No obstante, el trámite se demoró porque el vehículo no estaba a nombre del usuario. Tras chequear el padrón de registro automotor, los uniformados llegaron primero a la vivienda del anterior dueño del vehículo, quien manifestó que lo había vendido y brindó los datos necesarios para ubicar la casa de Brian, en la zona de Pedro Lino Funes al 2000.

    En esa vivienda estaba el conductor junto a sus padres. No opuso resistencia y argumentó que sintió miedo, se asustó y por eso huyó de la escena del accidente. El muchacho, que también había salido a bailar con amigos, cuenta con carné de conducir y póliza de seguros.

     

    De rigor. De inmediato se le practicaron test de alcoluria y alcoholemia. En la escena del hecho se realizaron las pericias de planimetría y de vista fotográfica de los vehículos involucrados en el fatal accidente. Todos esos informes serán elevados a la jueza correccional Nº 10, Marcela Canavesio, ante quien el joven conductor prestará declaración a primera hora de hoy en una causa caratulada, en principio, como homicidio culposo.